La playa principal del pequeño pueblo de pescadores de Bayahibe, una luna de arena con una extensión de más de 11 kilómetros bastante atractiva para quienes les encanta los paseos por la playa ya que tendrán bastante para caminar y resguardada por las palmeras, es una maravilla. Esta playa, situada en plena región forestal tropical seca donde crecen los cactus, también está invadida por los turistas. Sus aguas turquesas son, en adelante, el punto de salida de las excursiones principalmente hacia la isla de Saona, por la mañana. Los aficionados encontrarán numerosos barcos de pesca y deportivos en la bahía. Y para los bañistas, cuidado con las rayas que aprecian este lugar, pero que encantarán a los submarinistas.